Un paseo por la nubes… de La Palma.

Cuando tras unos instantes de oscuridad blanca aparecieron los primeros rayos del sol, pensé que había muerto y ascendido al reino de los cielos. Pero el frescor de las nubes acariciándome el rostro y el olor a mar me devolvieron pronto a la realidad. A 2000 metros de altura, cuando la Panza de Burro toma las cimas de la Isla “Bonita” de La Palma, la sensación es asombrosa y difícil de expresar.

A tus pies, el mar de nubes. Sobre ti, el sol que ilumina con fuerza lo que hasta hace nada era un día gris cerrado. Y al frente, las cumbres de las otras islas canarias que como el Teíde en Tenerife, asoman de la alfombra blanca que lo cubre todo. Es el momento de sentarse, tomar aire y disfrutar de las vistas. Es un paisaje impresionante y una sensación verdaderamente inolvidable.

 

Leer más de esta entrada

Anuncios

La Cascada de Colores, un manantial de paz.

En el descenso de la Caldera de Taburiente, en la Isla de La Palma, cuando la montaña busca una salida al mar por el Barranco de las Angustias, la naturaleza se conjura para ofrecerte un espectáculo magistral.

Millones de años de brutalidad geológica han formado un mundo de belleza en el interior de un gran volcán lleno de vida. Y allí, en su seno, una Cascada de Colores te demuestra que a veces, en una isla en medio del océano, lo más interesante, hay que buscarlo en las entrañas de la tierra.

Leer más de esta entrada
A %d blogueros les gusta esto: